Este verano, el lino azafrán conquista los corazones. ¿El azafrán, sin tapujos? Como especia, ¡una auténtica delicia!, en cuanto a color de ropa, está en su mejor momento. Paleta y silueta bajo nuestra atenta mirada.

 

El lino, ¡a por él!… ¡y sin pensarlo dos veces! Ultraligero, el lino se proclama el tejido del verano. Cual delicado velo, desprende una sutil elegancia. Más etéreo que el algodón, el lino se ha democratizado, modernizado, y se opta por él con los ojos cerrados.

 

Una pequeña lección de vocabulario. Azafrán, ocre, tierra de siena, caoba o moca, las cálidas tonalidades derivadas del famoso amarillo forman legión. Son todas muy sugerentes y sientan siempre bien, confiriendo cierto carácter a la prenda. Femenino y carismático junto al azul marino, el color azafrán planta cara al denim o al azul eléctrico con una sabia malicia que infunde un toque de dinamismo vitaminado a tu cadencia vital. En efecto, el azafrán es un color sin fallos.

 

 

El look práctico.  La palabra “sibilino” termina en “lino”. ¿Pura casualidad? Es posible que no: demasiadas correlaciones, concomitancias… Para contestar a la sempiterna pregunta de “¿qué me pongo hoy?”, es preciso hallar un justo equilibrio entre lo práctico y lo chic. El lino azafrán, de carácter esotérico y cuasi profético, esconde todas las respuestas. Con un sencillo pantalón azafrán, una camisa vaquera y un par de zapatillas blancas, ya tienes la fórmula correcta para lograr una perspectiva actual y urbana. Combinando una camisa de hombre y cómodos zapatos de tacón, conseguirás un look chic y moderno a la vez. Otra sugerencia. Con un vaquero crudo y sandalias doradas, una camiseta de lino azafrán aportará el toque de audacia oportuno. Mil gracias, ¿pero a quién?

azafran

Articles
Valorar artículo
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
Cargando…

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *